Arriba de la montaña rusa.


Es interesante un fenómeno que ocurre cuando la vida comienza a cambiar. Cada vez que pensamos en lo que deseamos, pensamos al mismo tiempo en todas estas cosas maravillosas y que debieran llegar de una manera maravillosa.

-Universo: quiero un trabajo en el que me paguen el doble que ahora pero que trabaje menos, donde haya un ambiente laboral agradable, etc.

El deseo surge del contraste de tener que trabajar por poca plata, mucho tiempo y con un ambiente laboral muy malo. Hasta ahí tenemos muy claro como funciona la cosa. Y Además ahora ya no pensamos en todo lo que no deseamos porque estamos haciendo nuestros ejercicios y estamos felices con este proyecto creación.

Esperamos por supuesto que al cabo de unas semanas o meses (y podría ser días, pero todavía creemos que las cosas no son tan fáciles) nos llame alguien y nos ofrezca el trabajo que deseamos.

Las cosas no siempre funcionan así, a veces sí, pero en general lo que puede suceder es: al cabo de unas semanas hay reducción de personal y nos despiden. Entonces comenzamos a preguntarnos porqué si siempre hemos pedido tener un muy buen trabajo y hemos visualizado, y somos tan buenas personas, tan conectadas con la energía, etc.

Cuando hacemos esto lo que estamos haciendo es volviendo a una vibración muy baja y es probable que nos cueste encontrar trabajo o que encontremos uno de las mismas características que el anterior. Es posible que en mucho tiempo más nos acordemos de que creíamos en la cocreación y decidamos que son puras patrañas porque al final no resulta.

Sin embargo si hacemos todo lo contrario, y cuando nos despiden pensamos – Bien ahora tengo espacio en mi vida para tener un trabajo como el que yo quería.- Es probable, en realidad muy posible que aparezca en ese mismo instante (porque nunca nos cocreamos vacaciones) un trabajo que es exactamente como el que pedimos.

Sucede que la mayoría de las veces cuando nuestra energía cambia, necesariamente suceden cambios y estos nos atemorizan a tal punto que volvemos a caer en el miedo y la desesperación. Nuestra vibración se eleva y ya no empatamos energéticamente con los mismos amigos, y entonces comienzan a desaparecer, literalmente estamos en una frecuencia distinta, y sin darnos cuenta cómo aparecen nuevas personas en nuestra vida. Lo mismo pasa muchas veces con la pareja, que antes teníamos tanto en común (la misma amargura y sensación de ser víctimas) y si no se crece juntos de pronto ya estamos en distintos caminos. Y mientras más cambiamos ya no empatamos con el lugar de trabajo, el lugar donde vivimos y rápidamente nos damos cuenta de que estamos arriba de una montaña rusa, dando vueltas y vueltas, gritando aterrados porque vamos de cabezas. Cuando la montaña rusa se detiene miramos alrededor y nos damos cuenta de que todo está bien, que la casa es más linda, que el trabajo es mejor, que los amigos son increíbles etc. Y entonces, queremos volver a subirnos.

El ejercicio de hoy: DARLE TRABAJO A NUESTRO GERENTE.

Cada uno de nosotros tiene un gerente….este gerente tiene la única función de concedernos todo lo que nosotros deseamos. Sin embargo nosotros no sabemos delegar en él, y normalmente lo tenemos sin nada que hacer. Hoy vamos a aprender a darle el trabajo qué él requiere y que nos va a facilitar mucho la vida.

Normalmente cuando formulamos una petición, también definimos el cómo lo vamos a llevar a cabo y seguimos paso por paso hasta que lo logramos. Es por ello que para lograr algo trabajamos duro o bien si es algo muy grande no lo pedimos porque asumimos que no podemos lograrlo.

¿Cuántos de ustedes pide una casa de 20.000UF?

Pues bien, imaginen que su casa actual es demasiado pequeña (es decir tienen el contraste) y comienzan a pedir una casa más grande. En el paradigma imperante ustedes deberían ver la oferta, ir a visitar muchas ofertas, entregar los papeles a la corredor si van a arrendar, o buscar un banco que los financie para comprar, entregar más papeles, etc….. hasta que la nueva casa fuera suya (sin contar todo lo que hay que hacer para cambiarse).

Si ustedes usan a su gerente podrían hacer lo siguiente: definir qué es lo que quieren….y la casa llegaría a ustedes por arte de magia, el banco o la corredora va a tener sus papeles y las cosas van a fluir suavemente hasta que finalmente la casa es de ustedes.

Para ello tienen que hacer la siguiente lista:

Mis tareas

Las tareas de mi gerente

Definir exactamente la casa que deseo

Buscar entre a oferta de casas la casa que yo deseo y hacérmelo saber

Tomar la decisión de comprarla o arrendarla

Ofrecerme la mejor oferta crediticia si voy a comprar

Firmar el contrato

Darme todas las facilidades para entregar los antecedentes que se necesitan

 

Atenderme de forma amable y rápida.

 

Aprobarme el arriendo o el crédito

 

Generarme una reunión para la firma de contrato o escritura en un espacio de mi agenda que no me provoque ninguna complicación.

 

Les pongo este ejemplo porque es lo que viví cuando me cambié a mi actual casa: Primero que nada hice una lista de lo que exactamente quería para mí, incluyendo cosas que antes nunca me habría soñado, es decir si pones límites a la imaginación también pones límites a la creación. Por ello en mi lista había piscina, piezas de juego para los niños, espacio agradable para la consulta, el barrio, el valor, etc. Luego basado en mi petición tomé un diario y me llamó la atención un solo aviso: decía arriendo, casa con piscina y el valor. Llamé y la fui a ver y era exactamente la casa que yo necesitaba. Tomé la decisión de arrendarla y fui a la corredora, me puse a conversar con ella y luego de un rato me dijo que en realidad la tenia arrendada, pero que yo le caí muy bien así que me la iba a a arrendar a mí. A la semana estábamos firmando en contrato y la casa fue mía.

Estamos tan acostumbrados a hacer siempre todo el trabajo, que nos desgastamos en hacer cosas que en rigor podría hacer nuestro gerente, como traer a nosotros la casa que deseamos sin esfuerzo en lugar de nosotros recorrer media ciudad.

El ejercicio de hoy entonces es que escojan algunos de sus deseos y hagan este listado de lo que ustedes deben hacer y lo que su gerente debe hacer. A partir de ello, limítense a hacer su parte y esperen que el gerente haga la suya.

Anuncios

2 comentarios »

  1. Michelle said

    Hola, estoy súper contenta con el proyecto, no pensé que iba a ser tan bueno, parece que solía pasarme eso de no pensar en cosas buenas…
    Estoy tratando de hacer todos los ejercicios y de verdad siento que estoy descubriendo en mí cosas que no conocía y eso me tiene muy feliz.
    De todas formas aveces es un poco inevitable sentir miedo porque no vaya a resultar, me imagino que debe ser normal, y si no lo es me gustaría saber que puedo hacer…
    Por otro lado siento que es este el momento para cambiar mi vida, ya que hace mucho que venía deseando un cambio…y me gusta este camino.
    Un abrazo.

  2. Macarena said

    Que excelente ejercicio!
    Lo pondre en practica y ya les contare como me fue.
    El desafio de estos ejecicios es no olvidarlos y volver a la antigua rutina, sino que debemos incorporarlos a la vida diaria, a todos los ambitos de nuestra vida.

RSS feed for comments on this post · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: