El rol de las emociones en la cocreación


Son varias las personas las que están preguntando cómo pueden sentirse mejor, o bien, que sí logran pensar en lo que quieren pero que no logran sentir lo que quieren. Es por ello que voy a sacar una edición especial para hoy y explicar este punto porque es muy importante.

El proceso de cocreación ocurre más o menos de la siguiente forma: vivimos un contraste lo que gatilla en nosotros un deseo. El deseo aparece en nuestra mente (en alguna de las partes de nuestro cerebro) como un holograma, y asociamos a ello una serie de emociones. Si nos estamos enfocando en lo que sí deseamos, estas emociones son algo así como expectación, impaciencia porque sabemos que no lo tenemos y queremos que ya ocurra, y si nos estamos enfocando en lo que no queremos, entonces nuestro holograma nos dará miedo, rabia, frustración, etc. Si sabemos cocrear consicentemente, pues entonces la emoción será: que bien, ya viene a mi algo nuevo.

Esto significa lo siguiente: nuestras emociones son la clave para saber a cuanta distancia estamos de lo que realmente deseamos. Las emociones son algo así como el GPS que nos irá mostrando a la distancia en el tiempo y espacio que nos situamos de lo que deseamos.

Por ejemplo: Producto de mi contraste, deseo tener un trabajo donde me respeten, donde me sienta plena, donde haya un ambiente laboral muy grato. Si cuando vamos al trabajo se nos aprieta la guata, nos sudan las manos, tenemos ganas de enfermarnos para no tener que enfrentar el día quiere decir que nuestro deseo se encuentra muy muy lejos de ocurrir. ¿Por qué? Porque tenemos miedo de enfrentar un día de trabajo, porque la vibración en que estamos es la más baja de la escala vibracional.

Sin embargo, supongamos que hice mis ejercicios, el ambiente en mi trabajo sigue estando muy malo, pero pese a ello siento que la cosa tiene salida. Supongamos que antes de ir al trabajo pude llenar varias páginas de libro de agradecimientos respecto de mi trabajo, y me doy cuenta de que en realidad mi trabajo actual me ha permitido vivir estos meses, que he conocido algunas personas que han sido buenas conmigo, que he aprendido hacer algo nuevo, o al menos gracias a mi trabajo ya sé exactamente lo que no quiero y por tanto ha sido un aprendizaje para definir claramente lo que sí quiero. Supongamos que el descubrir estas cosas me han llenado una sensación agradable que nunca había sentido respecto de mi trabajo, y ahora puedo mirar con un poco más de optimismo la posibilidad de tener un nuevo trabajo.

En ese estado ya estoy permitiendo que lo que deseo ocurra. Pero para sumarle a eso me voy todo el camino en la mañana hacia mi trabajo haciendo otro ejercicio….el de imaginarme como sería mi trabajo ideal, y realmente disfruto con ello, entonces durante todo ese trayecto voy a estar cocreando conscientemente mi nuevo trabajo.

Cuando llego a mi trabajo probablemente me voy a encontrar con todo lo que no me gusta, y es muy probable que mi vibración vaya decayendo nuevamente y me sienta con rabia, con pena, con frustración, etc. Pero si durante el trabajo no le sumo a ello el seguir hablando de la situación que me molesta y a la hora de almuerzo decido salir y hacer algo entretenido como quedar para almorzar con alguien (y no hablar de trabajo) y a la salida del trabajo me planifico para pasar a un happy hour con amigos, o salir al cine con la pareja o pasear en la plaza con los niños…. Estoy cambiando mi vibración, es decir poco a poco me voy a ir sintiendo mejor, y mientras mejor me siento, pues más permito que lo que deseo se manifieste.

16 SEGUNDOS DE PENSAR EN MI DESEO SIN RESISTENCIA EQUIVALE A 1000 HORAS DE TRABAJO HOMBRE. Es decir 16 segundos cocreando mi trabajo nuevo, sabiendo que lo puedo lograr, equivale al trabajo de 1.000 horas imprimiendo curriculums, enviarlos, ir a una infinidad de entrevistas, etc.

Sus emociones son las que les van a permitir ir viendo cuan cerca están. Si llegan después de unas semanas a sentir que su nuevo trabajo ya existe, que en cualquier momento se van a cambiar entonces van a ir apareciendo situaciones que les van a ir mostrando en lo físico que lo que desean se está manifestando..y agradezcan cada una de ellas porque es producto de su propio trabajo de cocreación consciente.

Con ello quiero que entiendan que yo no puedo enseñarles a sentirse mejor, pues el sentirse mejor es solo un efecto de estar acercándose a su deseo. Cuando se sientan mal, no duden, no se culpen por estar bajando su vibración, no tengan miedo por estar alejando lo que desean. Cuando se sientan mal, recuerden que es su adicción a sentirse de esa manera la que no les permite hacer nada para sentirse mejor, y entonces luchen contra su adicción y oblíguense a hacer algo, lo que sea que los haga sentir bien: pongan la música a todo volumen y bailen, tomen un libro entretenido o vean una comedia (no un drama por favor), júntense con amigos (pero no hablen de sus problemas si no de cosas divertidas y entretenidas), etc. Y si están tan cansadas que no quieren hacer nada, entonces duerman o cómanse un chocolate. No permitan que su mente los siga torturando con pensamientos que les provocan miedo, culpa, rabia, etc.

Si bien pueden usar la lista de emociones del ejercicio anterior, la verdad es que es mas fácil que eso saber si estoy permitiendo o no que fluya hacia mí lo que deseo…me siento bien, estoy permitiendo. Me siento mal, estoy bloqueando. Si me estoy sintiendo mal….pues tengo que hacer a como dé lugar algo que me haga sentir bien. Cualquier cosa.

Finalmente un consejo: al rpincipio cocreen en cosas que no tengan tanta importancia para ustedes. Mientras más me importa algo, mientras más deseo algo más resistencia tengo (es decir me siento mas mal al respecto). Es más fácil comenzar a cocrear en las cosas que no me importan tanto, y FESTEJAR CADA LOGRO, saltar, bailar, etc. porque estás aprendiendo, en lugar de decir, ahhh pucha está bien,pero quiero que se cumpla esta otra cosa.

Espero haber aclarado algunas cosas. Y si no sigan escribiéndome porque de esa forma puedo saber qué es lo que más les cuesta y poder ayudarlos.

Un abrazo

Beatriz

Anuncios

2 comentarios »

  1. Beatriz said

    Beatriz no sabes como le diste en el clavo con el ejemplo, GRACIAS!!!

  2. Mariela said

    Muchas gracias Beatriz, seguí tus consejos y mi estado cambió del cielo a la tierra, dejé de sentirme mal y pude hacer mi ejercicio de agradecimiento de tal forma que lo disfruté más de lo que esperaba y, con el paso de las horas, sigo encontrando cosas por las que agradecer. Tal vez lo que en realidad cuesta no es tanto sentir lo que deseamos, sino hacer cosas para estar bien y vibrar alto; al menos en mi caso, cuando estoy mal, deprimida, anestesiada incluso por lo mismo (como ayer, antes de recibir tu consejo), mi energía física es tan baja que no soy capaz de hacer nada, aún cuando pienso en que ME debo la oportunidad de hacer algo para superar ese estado, y me quedo en el mismo círculo de pesimismo. Ahora sé que es posible tomar simples decisiones y lograr estar bien de nuevo. Gracias.

RSS feed for comments on this post · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: